Con la urgencia de despejar las dudas que se ciernen sobre su desempeño al frente de la selección venezolana, el técnico Noel Sanvicente decidió apelar a la experiencia, mediante la convocatoria de 18 legionarios para encarar sus dos primeros compromisos ante Paraguay y Brasil por las eliminatorias del Mundial de 2018.

Sanvicente, que acostumbra renovar permanentemente los equipos que dirige, sólo llamó a seis jugadores que destacan en el torneo local, entre ellos César González, un mediocampista internacional que por años figura entre los convocados.

En la lista divulgada el jueves por la Federación Venezolana de Fútbol destaca el regreso del defensor Fernando Amorebieta, del Middlesbrough de Inglaterra, quien no verá acción en el debut de Venezuela por cumplir un partido de suspensión.

Entre las novedades resaltan el defensor Wilker Angel así como los arqueros José David Contreras y Wuilker Fariñez, todos ellos menores de 21 años y que difícilmente verían acción en las primeras fechas.

Era de esperarse el hecho de que Sanvicente se incline por la experiencia, concentrada en figuras que juegan en el exterior como el delantero José Salomón Rondón, del West Bromwich de Inglaterra. El estratega necesita tener un desempeño que ayude a levantar el ánimo y que le permita desde luego estar de entrada en la lucha por una de las cuatro plazas y media que Sudamérica tiene para el Rusia 2018.

Hasta ahora el estratega venezolano no las ha tenido todas consigo y debe lidiar con el legado de su predecesor.

Después de dar la sorpresa en su debut en la pasada Copa América al vencer 1-0 a la Colombia de James Rodríguez y Radamel Falcao, la actuación de Venezuela ha sido decepcionante.

La Vinotinto fue eliminada en la primera fase de la Copa en Chile después de sucumbir 1-0 y 2-0 ante Perú y Brasil. Venía de ser semifinalista en la edición de Argentina 2011.

También en la fase de preparación para las eliminatorias las derrotas se fueron acumulando, incluyendo la goleada de 3-0 que le propinó Honduras. Hasta ahora lo más rescatable fue el empate 1-1 ante Panamá el 8 de septiembre en el que fue su último partido de fogueo.

En consecuencia, la paciencia de los dirigentes del fútbol venezolano parece agotarse y ya se escuchan voces que cuestionan las capacidades de Sanvicente al mando de la selección.

Sanvicente tomó el timón Vinotinto en julio de 2014, después que la selección estuvo seis años al mando de César Farías.

Con Farías, además de conseguir el histórico cuarto lugar en la Copa América, Venezuela terminó sexta en la eliminatoria de Brasil 2014, sólo una plaza por debajo de Uruguay, que disputó un repechaje y terminó clasificándose al Mundial. En la pasada eliminatoria Venezuela logró una inédita victoria 1-0 sobre Argentina tras perder los 18 partidos previos.

El gran ausente en esta nueva etapa es el mediocampista Juan Arango, de los Xolos de México, quien anunció su retiro de la selección luego de 16 años, justo un mes antes del choque ante la selección paraguaya.

Arango, de 35 años, es considerado el mejor jugador venezolano de todos los tiempos y fue figura clave en los logros alcanzados en los últimos tres lustros.

El 8 de octubre Venezuela medirá como local ante Paraguay en Puerto Ordaz y cinco después visitará a Brasil en la ciudad de Fortaleza.