Un autobús rentado que transportaba a estudiantes universitarios extranjeros que se dirigían a una sesión de orientación y un vehículo anfibio para turistas chocaron el jueves en un concurrido puente de Seattle lo que causó la muerte de cuatro escolares y decenas de heridos.

El choque ocurrió en el puente Aurora, que conecta las principales vías rápidas del norte y sur de la ciudad cruzando un lago. Al menos dos personas estaban en condición grave y muchas otras sufrieron lesiones de menor consideración.

No se informó inmediatamente sobre la causa del accidente en el que intervino un vehículo de tipo militar que también puede funcionar en el agua. Informes iniciales indicaron que el choque fue de frente.

"No vimos nada. Sólo el sonido y percibimos el olor de la gasolina", dijo Rujia Xie, una joven china de 16 años que viajaban en el autobús que transportaba a 45 estudiantes y trabajadores de la universidad North Seattle.

La chica agregó que sintieron caer cristal sobre sus caras y algunas personas salieron del autobús.

El conductor de un auto que estaba detrás del vehículo anfibio dijo que éste y el autobús iban en direcciones opuestas. Brad Volm, de Filadelfia, dijo que el anfibio viró súbitamente frente a él, al parecer la rueda izquierda se atoró y el vehículo viró directamente hacia el autobús, dijo.

Testigos dijeron que se escuchó un chirrido de llantas antes del choque y que luego vieron a personas tendidas en el suelo mientras otros vagaban desorientados.

Jahna Dyer, una enfermera, dijo que caminaba por la avenida del puente Aurora y al llegar al sitio del accidente se encontró con los restos de metal retorcido y cristales rotos.

Dyer saltó la valla que separa la acera del camino para asistir en la estabilización de un hombre lastimado del cuello. También dijo haber ayudado a una mujer que tenía un corte en el labio y cristales en el ojo.

"Me tomó la mano y agradeció", dijo.

John Mundell dijo que estaba en el extremo sur del puente cuando ocurrió el accidente.

"Escuchamos el chirrido y el choque del metal. Fue algo irreal", dijo. Luego añadió que le pareció ver a decenas de personas tendidas en el suelo. "Quería ayudar, me sentía inútil".

Cuando llegaron las cuadrillas de rescate "mucha gente corrió hacia ellos" pidiendo ayuda, dijo la teniente de bomberos de Seattle, Sue Stangl.

El vehículo anfibio es operado por una compañía turística llamada Ride The Ducks (Viaja en los patos) que hace recorridos conocidos por ser conducidos por conductores y guías que tocan música a alto volumen e imitan el sonido de los patos mientras transportan a los turistas por la ciudad.

El presidente de la compañía, Brian Tracey, dijo ignorar qué sucedió.

"Nuestra principal preocupación en este momento son las familias de los heridos y los muertos", dijo.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos se hará cargo de la investigación, informó en conferencia de prensa el alcalde de Seattle, Ed Murray.

El jefe de Bomberos, Harold Scoggins, dijo que 51 personas fueron llevadas a un hospital de la zona tras el accidente.

La vocera de la universidad North Seattle, Melissa Mixon, dijo que entre los heridos había estudiantes y trabajadores del programa internacional de la escuela.

Kuen Shouh Wu dijo que su hija de 18 años estaba en el autobús pero no sufrió heridas. Ella y su hija, Ming Chao Wu, son de Taiwán, y ella es estudiante en la universidad de Washington.

Se preveía que el puente quedara cerrado unas cuatro horas en lo que autoridades investigaban el choque y limpiaban los escombros.

__

Los periodistas de The Associated Press Gene Johnson y Martha Bellisle contribuyeron a este despacho desde Seattle.