La seguidilla impresionante de cinco goles de Robert Lewandowski a mediados de semana seguía repercutiendo en la Bundesliga mientras el líder Bayern Munich se preparaba a viajar a Mainz en procura de una séptima victoria consecutive.

Lewandowski salió del banco de suplentes al campo para anotar sus cinco goles en menos de diez minutos contra el subcampeón de la temporada pasada y campeón de la Copa Alemana Wolfsburgo.

El triunfo de Bayern por 5-1, sumado al empate de Borussia Dortmund en Hoffenheim 1-1, dejó al equipo dirigido por Pep Guardiola solo en la delantera.