Una familia argentina llegó a Filadelfia para ver al papa Francisco después de un viaje de 20.000 kilómetros (13.000 millas) y 194 días en una vieja camioneta Volkswagen.

Ha sido una travesía épica para Catire Walker y su esposa Noël Zemborain, quienes renunciaron a sus respectivos empleos en la industria de servicios y en mercadotecnia para llevar a sus hijos Carmin, Mia, Dimas y Cala a un periplo inolvidable por el continente americano.

Su destino es el Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia, una conferencia organizada por el Vaticano que clausurará el papa Francisco el sábado. El pontífice también celebrará una misa pública el domingo.

"Creo que esta clase de reunión tiene el mismo objetivo que queremos para nuestra jornada: conocer a otras familias", dijo Zemborain. "El lema (del Encuentro Mundial de Familias) es 'La familia plenamente viva', y así es como nos sentimos como familia".

Durante el trayecto se hospedaron con decenas de familias que los recibieron, vieron muchos lugares y documentaron el viaje por internet. Algunos eventos memorables incluyen un encuentro con la policía de Ecuador que amenazaba con abrir el techo de la camioneta para buscar contrabando; celebrar el cumpleaños 41 de Walker en Panamá; y asistir a misa con nuevos amigos en Nueva Orleans.

Aunque la camioneta modelo 1980, de nombre Francisca en honor al papa, se descompuso algunas veces, siempre parecía haber ángeles guardianes que ayudaban a repararla.

Lo más difícil, relata Zemborain, fue tomar la decisión de venir. No sólo había que gastar los ahorros y pedir donaciones, sino también dar educación a sus hijos con ayuda de un programa de educación a distancia.

"Había muchas cosas que nos detenían, muchos miedos", dijo Zemborain. "Decidimos que valía la pena correr el riesgo".

La familia planea continuar su viaje hasta noviembre, cuando volarán a casa desde Miami. Un familiar suyo conducirá la camioneta de regreso a Argentina.

Sin duda eso será un desafío para Francisca, que se descompuso el domingo unos 50 kilómetros (30 millas) antes de llegar a Filadelfia.

La familia espera ver al papa Francisco en Filadelfia.

"Nos gustaría darle un gran abrazo, pero creo que será difícil con tantas personas y tanta seguridad", dijo Zemborain con una sonrisa. "Pero participaremos y compartiremos la alegría de estar aquí con él, a la distancia".

___

Blog de la familia:

https://www.facebook.com/americaenfamilia

___

Kathy Matheson está en Twitter como: www.twitter.com/kmatheson