Más de una decena de mujeres que se colocaron un implante anticonceptivo metálico acudieron ante los reguladores de salud de Estados Unidos para pedir que retiren el producto del mercado, por el que se han presentado miles de quejas, pues sufren efectos secundarios como dolor grave, sangrado y aumento de peso.

El implante Essure se vende desde hace más de una década y suele ser recomendado a las mujeres como la única opción anticonceptiva permanente que no requiere cirugía. El fabricante alemán Bayer estima que 750.000 mujeres han recibido el implante desde 2002.

Pero a partir de 2013, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) comenzó a recibir miles de quejas sobre el implante de parte de pacientes y doctores. Aunque la etiqueta del producto advierte de dolor pélvico y sangrado inmediatamente después del procedimiento para colocarlo, muchas mujeres dicen que los problemas persisten y que fueron tan graves que necesitaron una cirugía para retirar el dispositivo.

La agencia estadounidense reunió a un panel de expertos externos el jueves para revisar la seguridad y efectividad del implante.

Mujeres de todo Estados Unidos presentaron declaraciones emotivas en las que describieron síntomas que atribuyen a Essure.

Elena Méndez recibió el implante en febrero de 2008 por recomendación de su médico. Méndez, quien trabaja como enfermera en una sala de emergencias de Nueva York, dijo que le gustó la idea de poder regresar a trabajar rápidamente tras un procedimiento ambulatorio para colocarlo.

Pero poco después comenzó a tener dolor grave y constante, especialmente al tener relaciones sexuales.

"El dolor se volvió algo constante cada día", dijo Méndez. "Esto impactó negativamente en mi matrimonio y no podía ser la madre que mis hijos merecían".

Essure tiene dos espirales metálicos que se colocan dentro de las trompas de Falopio, donde se espera que generen tejido cicatrizado que bloquea los espermas. Bayer vende el producto como una alternativa a los procedimientos tradicionales para ligar o cortar las trompas.

Las advertencias de uso de Essure señalan que puede salirse de su lugar o pinchar el útero por lo que se requeriría una cirugía para retirarlo. Además Essure está hecho con una aleación de níquel y titanio que puede causar reacciones alérgicas, como picazón y urticaria en algunas pacientes.

Pero miles de mujeres más han atribuido problemas más graves al implante, incluyendo dolor crónico, jaquecas, desórdenes emocionales, caída del cabello y sangrados irregulares. Muchas de estas quejas se han compartido en redes sociales, incluyendo una página de Facebook titulada "Problemas con Essure", que tiene más de 20.000 miembros.

Los estudios a corto plazo usados para aprobar el dispositivo inicialmente sugerían que era seguro y efectivo, Pero la experiencia real de miles de mujeres sugiere que Essure puede causar efectos secundarios problemáticos y que es menos efectivo para prevenir el embarazo de lo que se pensaba.

Más adelante en el día la FDA pedirá a su panel de expertos que analice si el uso del implante se debe limitar a ciertas mujeres. Las recomendaciones del panel no son obligatorias.