Una puertorriqueña acusada de contratar a un sicario para matar a su acaudalado esposo canadiense fue extraditada a Puerto Rico tras una larga búsqueda internacional.

Áurea Vázquez Rijos planeaba presentarse ante la corte el jueves, luego de llegar de España. Una corte española había ordenado su extradición en 2014 bajo la condición de que no fuera sentenciada a muerte o a cadena perpetua de ser hallada culpable.

En junio de 2008, un jurado investigador de Estados Unidos acusó a la mujer de ofrecer 3 millones de dólares a un hombre para matar al empresario de bienes raíces Adam Anhang, originario de Winnipeg, Canadá. El esposo fue golpeado y apuñalado a morir en Puerto Rico en 2005 mitras la pareja caminaba cerca de un bar que él le había comprado a ella. Esa noche se habían reunido para hablar de su proceso de divorcio.