Una jugada muy desgraciada y dos afortunadas, convirtieron a Carlos Tevez en imán de la próxima fecha de la liga argentina en la que su equipo Boca Juniors defenderá la punta el domingo ante Banfield.

Tevez quedó envuelto en una de los episodios más dolorosos y polémicos del año, tras haber causado fractura de tibia y peroné a un rival el sábado cuando además convirtió dos goles en la victoria de Boca 3-1 sobre Argentinos Juniors. La 26ta fecha y a cinco del final encuentra a los Xeneizes con solo dos puntos más que San Lorenzo, que el sábado visitará a Tigre.

Artillero de Argentina y reciente campeón con Juventus de Italia, Tevez volverá a liderar el ataque Xeneize porque ni siquiera fue amonestado por esa acción en la que con un planchazo le causó la grave lesión al centrocampista de Argentinos Ezequiel Ham, de 21 años, quien estaría fuera de las canchas unos siete meses por esa lesión en su pierna derecha. El árbitro de ese partido, Luis Alvarez, fue excluido por las autoridades del fútbol para dirigir este fin de semana y se rumorea que lo pararían un par de partidos más.

Tevez, quien el martes fue a ver a Ham al hospital e incluso le ofreció ayuda de todo tipo, reapareció en la cancha la noche del miércoles cuando Boca venció 2-1 a Defensa, en Córdoba. "Carlitos" mandó un penal a las nubes y después se redimió con un gol que ni siquiera festejó, mientras la televisión mostraba su rostro que parecía una postal de la desolación.

Cuando dentro del campo de juego un cronista de la TV le preguntó porque no había gritado el gol, Tevez hizo silencio y se fue. ¿Fue un silencio en homenaje a Ham?.

El mundo del fútbol opinó, en general, que Tevez fue muy fuerte con la suela en alto y mereció la roja directa pero que de ninguna manera tuvo la intención de lastimar al jugador, máxime si se tiene en cuenta que es un futbolista de notable juego limpio y muy querido dentro del ambiente del balompié.

"El que lo conoce un poquito a Tevez puede saber que lo que hizo no fue con mala intención, pero cometió un error grave", declaró el martes el técnico de San Lorenzo Edgardo Bauzá.

Con 11 partidos y siete goles (cuatro en la liga y tres en la Copa Argentina), Tevez estará en el ataque con Jonatan Calleri y con el uruguayo Nicolás Lodeiro como enlace, para recibir a un Banfield que figura con 43 puntos junto con el campeón Racing Club, que tiene un partido menos.

Sobre Banfield y Racing marchan Boca (55); San Lorenzo (53); Rosario Central (49), Independiente (44) y River (42) y con un encuentro menos. De ese grupo saldrá el nuevo rey.

San Lorenzo, que viene de ganarle 2-1 a Racing, visitará a Tigre (41 puntos) sin su centrocampista de la selección paraguaya Néstor Ortigoza, suspendido por una fecha por haber llegado al límite de amonestaciones. Su reemplazante podría ser Enzo Kalinski.

El tercero Central, que también avanzó el miércoles a semifinales de la Copa Argentina con un triunfo 2-1 sobre Estudiantes, será anfitrión el domingo de Gimnasia (37).

Independiente, cuarto, visitará el domingo a Lanús (37) en un partido en el que se permitirá la asistencia de las dos hinchadas, lo que sería la segunda experiencia consecutiva en un partido de liga. La presencia de público visitante se prohibió en junio de 2013 para mitigar la violencia entre fanáticos.

River Plate ira al feudo del colista Crucero (14) y Racing será local de Argentinos, en ambos casos el sábado.

Si bien Millonarios y Académicos conservan posibilidades de pelear por la corona, tienen la mira en otro lado: River, campeón de la Copa Libertadores, inició el miércoles su defensa de la Sudamericana con una victoria 2-0 sobre Liga de Quito en choque de ida por los octavos de final, y Racing pone su mayor empeño en la Copa Argentina, de la que semifinalista tras haber eliminado a San Lorenzo.

Ganar la Sudamericana da prestigio internacional y la Copa Argentina le permite al campeón apuntarse un galardón local y el pase directo a la próxima Libertadores.

La fecha se completa con Olimpo-Godoy Cruz (viernes); Chicago-Aldosivi, Rafaela-Unión, Colón-Belgrano (sábado); Defensa-Quilmes, San Martín-Sarmiento (domingo); Temperley-Arsenal, Estudiantes-Newell's (lunes)