La historia sequía que afecta a California está asfixiando las valiosas secuoyas gigantes del estado, que están entre los más grandes y antiguos pobladores de la Tierra, según científicos.

Koren Nydick, experto en medio ambiente del Servicio de Parques Nacionales, dice que en la actualidad hay más parches de follaje muerto en árboles que en los últimos diez años. Las secuoyas gigantes solo crecen de forma natural en la Sierra Nevada; pueden vivir 3.000 años y crecer más de 90 metros (300 pies).

California enfrenta su cuarto año de sequía con un mínimo histórico de nieve acumulada y temperaturas elevadas.

El biólogo especializado en árboles de la Universidad de California en Berkeley, Anthony Ambrose, está escalando a los árboles más altos para tener un mejor conocimiento del tema. Apunta que su investigación ayudará a identificar las arboledas más afectadas para que las autoridades puedan gestionar el bosque en futuras sequías.

En la zona hay unas 75 arboledas distintas de secuoyas gigantes, la mayoría en la parte sur de la Sierra Nevada.