Los argentinos al parecer otra vez se quedarán con las ganas de un debate presidencial.

El candidato oficialista y gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, desistió de participar en una discusión de plataformas de gobierno con los otros postulantes a la presidencia antes de las elecciones del 25 de octubre.

Alberto Pérez, jefe de gabinete de ministros provincial y quien suele oficiar de portavoz de Scioli, confirmó el miércoles que el gobernador no asistirá al debate que estaba previsto para el domingo 4 de octubre en la facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Pérez dijo que el motivo de la ausencia de Scioli, del gobernante Frente para la Victoria, obedece a la falta de una normativa que establezca reglas claras para debatir.

"Nos debemos en el plano electoral una ley de debate para establecer bien la pautas, dónde se hace, cómo se hace, con cuánto candidatos, como está regulado en Brasil y en muchos países modernos del mundo", dijo Pérez en entrevista con radio Milenium. "Y no estar sujetos a un canal o grupo mediático que quiera arrogarse el monopolio del debate y no haya reglas claras".

Scioli, no obstante, mantuvo una tradición en la política argentina en la que los candidatos que lideran encuestas no aceptan debatir.

"Yo me comprometí a debatir. ¿Por qué Daniel Scioli no quiere explicarle a la gente cuáles son sus propuestas?", se preguntó Mauricio Macri, alcalde de la ciudad de Buenos Aires y candidato de la coalición opositora Cambiemos, a través de su cuenta twitter.

Macri, segundo en los sondeos, apuntó que "mis equipos fueron y concurrieron a todas las reuniones preparatorias porque creo que el debate suma. Nosotros estamos listos".

Por la misma vía, el postulante Sergio Massa, del peronismo disidente, comentó que "Scioli tendría que decir que le gustaría debatir pero que Cristina (Fernández) no lo deja", en referencia a la presidenta saliente.

"Yo tengo un compromiso con el debate. Espero que los demás candidatos respeten la democracia y no ofendan al pueblo encontrando una excusa", agregó Massa.

El debate en la facultad de Derecho es impulsado por la ONG Argentina Debate y coordinado por los responsables de los principales medios de comunicación y periodistas políticos reconocidos, los cuales fijaron con los equipos de campaña de los candidatos los ejes temáticos y las reglas para la discusión.

Pese a la ausencia de Scioli, los otros cinco aspirantes a la presidencia han ratificaron que participarán en el debate del 4 de octubre.

En tanto que está previsto otro debate, sin fecha aún, en el canal de cable Todo Noticias, del grupo mediático Clarín, con el que el gobierno de Fernández está enfrentado. Scioli al parecer tampoco concurrirá.

"Tiene que haber una ley que regule claramente, que no hagan operaciones alrededor de los debates", insistió Pérez.

En Argentina nunca hubo debate presidencial con la participación de todos los candidatos.