Policías y soldados mexicanos capturaron a uno de los supuestos cabecillas de un cártel de la droga al que se le atribuye la muerte de unos 20 miembros de las fuerzas de seguridad.

El responsable de la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales, en una rueda de prensa el miércoles identificó al sospechoso como Yhovany Castro Urbano, de 27 años, y se le vincula a una emboscada contra la policía estatal de Jalisco que dejó 15 agentes muertos el pasado seis de abril y otra en 2014 en la que murieron cuatro soldados.

Sales afirmó también que Castro Urbano, que fue detenido junto a tres de sus hombres, supervisaba actividades como la producción de droga o el robo de combustible para el cártel de Jalisco y trabajaba directamente para Nemesio Oseguera, su líder.

A los detenidos se les requisaron armas y una lancha. Durante el operativo, en la localidad de Ameca, se registró un intercambio de disparos pero no hubo heridos.