Alrededor de 3.000 tortugas que fueron criadas por una comunidad indígena de la amazonia, fueron liberadas en la reserva faunística Cuyabeno, con el propósito de mantener el equilibrio de esa especie, informó el miércoles el ministerio de Ambiente.

Precisó en un comunicado que a finales de la década de 1980, las tortugas de la especie charapa grande y charapa pequeña estuvieron en situación "alarmante, la especie casi desapareció por completo".

Tras ello, la comunidad Cofán-Zábalo ejecutó hace 23 años un proyecto para recuperar la población esos quelonios, informó.

Cuyabeno, elevado a la condición de reserva faunística en 1979, se encuentra al noreste de la amazonia de Ecuador y es considerado, junto a la reserva Yasuní, entre los lugares más biodiversos del planeta.

"Nos organizamos en familias para plantar nidos, garantizar la eclosión de los huevos y luego cuidar a las tortugas hasta su liberación", dijo el presidente de ese grupo indígena, de Cofán-Zábalo, Carlos Yiyoguaje, citado en el comunicado.

Manuel Ibarra, director provincial del ministerio de Ambiente en la provincia de Sucumbíos, en la amazonia, dijo que "a partir de hoy, empieza una tarea mucho más ardua, pues se espera que otras comunidades se sumen y ejecuten propuestas como esta. Se apunta a generar el mismo grado de compromiso en todos los grupos humanos que habitan la reserva Cuyabeno".

Añadió que el ministerio colocará un puesto de control en la bocana del río Cuyabeno, para monitorear la adaptación de los especímenes reintroducidos y registrar los movimientos migratorios de la vida silvestre que habitan allí.