La policía halló el miércoles los restos de un helicóptero junto a los cuerpos calcinados de tres tripulantes de la nave que se estrelló en la víspera en una zona remota de la Amazonía.

El general Luis Pantoja, jefe de la región policial Cusco, confirmó a la televisora local N que la aeronave, de un solo motor modelo AS350B3 de fabricación francesa, fue encontrada por uniformados en una zona boscosa "totalmente agreste e inaccesible" en la provincia cusqueña de Ollantaytambo. Añadió que también buscan a otras dos personas que iban en el helicóptero.

La nave fue declarada desaparecida en la víspera luego de perder comunicación con una torre de control aéreo mientras viajaba desde el Cusco a la ciudad de Quillabamba.

Pantoja dijo que no se ha podido identificar los tres cadáveres hallados porque están "calcinados". En el helicóptero, además del piloto y dos mecánicos, viajaban dos empleados de la empresa brasileña Odebrecht que trabajaban en la construcción de un ducto que transportará gas natural desde la Amazonía hasta la costa sur del Pacífico peruano.

La aeronave pertenece a la compañía de vuelos Heliflight, cuya casa matriz está en Panamá, y brinda transporte aéreo, especialmente orientado al sector petrolero, minero e hidroeléctrico.