El dinamarqués acusado de almacenar órganos genitales femeninos en su nevera en Sudáfrica fue arrestado en la vecina Lesoto hace pocos meses, dijo la policía el miércoles.

El hombre fue arrestado el 18 de junio por agresión a causa de una denuncia de su esposa, precisó el inspector Clifford Molefe, vocero de la policía de Lesoto. Fue puesto en libertad el mismo día debido a que se sintió enfermo, agregó Molefe. Tiene pendiente una comparecencia en un tribunal de Lesoto.

El individuo posee un local de armas en Lesoto y viaja regularmente entre ese país y Sudáfrica, dijo Molefe. También es dueño de un comercio de venta de armas en la ciudad sudafricana de Bloemfontein, reporta Volksblad, un periódico local en lengua afrikáans.

La policía sudafricana arrestó el jueves pasado al individuo de 63 años después de hallar 21 trozos de genitales femeninos en la nevera en su hogar en Bloemfontein. Fue acusado de agresión sexual y permanece detenido hasta que se presente ante la justicia el lunes.

La policía lo acusó de mantener los genitales como trofeos. Uno de los especímenes tenía una etiqueta con el nombre de una mujer, el país Lesoto y el año 2010, dijo una vocera policial.

Se ignora si los genitales pertenecen a 21 mujeres. Tampoco si el acusado cometió las agresiones ni si las víctimas están vivas o muertas. La policía pidió que formulen denuncias las mujeres que pudieron haber sido víctimas de agresiones por el acusado.

The Associated Press no nombró al detenido porque por la ley sudafricana no debe ser identificado hasta que presente una declaración de culpabilidad o inocencia.