Los restos del zar Nicolás II y su esposa serán exhumados para determinar si las partes humanas desenterradas hace ocho años pertenecen a dos de sus hijos, informó una comisión especial en Rusia.

Nicolás, su esposa Alexandra y sus cinco hijos fueron ejecutados en 1918 mientras fuerzas de la Armada Blanca se imponía a los Bolcheviques, manteniéndolo prisionero.

Los restos identificados como los padres y tres hijos fueron desenterrados en 1998. En 2007 se encontraron restos del cuerpo y se determinó que eran de Alexei, su hijo varón, y de una hija. Rusia anunció planes para un entierro este mes, pero la Iglesia ortodoxa rusa solicitó una investigación más minuciosa.

La iglesia canonizó a la familia y adorar falsos vestigios sería un sacrilegio. La institución religiosa no considera que los demás restos sean auténticos.

El plan de exhumación fue anunciado el miércoles por el portavoz de la Comisión Investigadora de Rusia, Vladimir Markin.