Robert Lewandowski entró como reemplazo e hizo historia en la Bundesliga el martes, al anotar cinco goles en nueve minutos para que el Bayern Munich remontara y aplastara 5-1 al Wolfsburgo, lo que le valió para tomar la cima en la tabla.

"Estoy muy satisfecho. Fueron unos minutos locos", dijo Lewandowski, quien marcó el triplete más rápido en la historia de la liga. "Cinco goles son increíbles, estoy muy contento".

Ningún otro jugador había anotado cinco dianas en tan poco tiempo.

El asombro que manifestó el goleador polaco fue compartido por el técnico español Josep Guardiola.

"No creo que vuelva a ver esto", comentó el estratega del Bayern. "El fútbol es a veces una locura".

Daniel Caligiuri colocó arriba a los visitantes a los 27 minutos, tras controlar un centro de Julian Draxler y disparar al ángulo.

El arquero del Bayern, Manuel Neuer, estuvo a punto de pagar caro el aventurarse hasta el medio campo a los 39 minutos, cuando perdió un balón ante Caligiuri. Joshua Guilavogui probó suerte a larga distancia, pero su tiro se estrelló en el poste izquierdo.

Bayern se vio abajo por 1-0 en el intermedio, algo que le ha ocurrido tres veces en seis partidos de esta temporada.

Pero Lewandowski ingresó para el segundo tiempo y cambió todo. Igualó a los 51, dio la ventaja al conjunto bávaro un minuto después y completó el "hat trick" en una jugada en que estrelló el balón en un palo y en el arquero, antes de insistir y anotar.

Tres goles en 3:22 minutos.

El 27 de agosto de 1991, Michael Toennies marcó tres veces en cinco minutos con el Duisburgo ante Oliver Kahn, entonces arquero del Karlsruher.

"Yo tuve ese récord durante 24 años", dijo Toennies, quien es ahora dirigente del Duisburgo, mediante el perfil del club en Facebook. "Desde luego, es una pena que hayan roto el récord, pero lo que hizo Lewandowski fue simplemente sensacional. ¡Te lo mereces Robert, felicidades!"

Pero el artillero de Polonia no había terminado.

Anotó de nuevo a los 57 y a los 60 minutos. En su último gol, encontró un centro de Mario Goetze y remató de media chilena, al ángulo superior.

Pudo haber logrado un sexto gol, pero Ricardo Rodríguez sacó en la raya su disparo a los 69.

"Todos nos mirábamos y estábamos conmocionados. No hacen falta palabras", comentó Maximilian Arnold, quien entró de cambio por el Wolfsburgo.

Lewandowski es también el primer jugador que ingresa como reemplazo en un partido de la Bundesliga y que logra cinco goles en un partido.

"Fue una gran noche para mí", indicó el goleador. "Pero es apenas el sexto partido, faltan muchos por venir y sabemos que no serán fáciles.

Siguió en pie el récord de Dieter Mueller, quien marcó seis veces en un solo encuentro con el Colonia ante el Werder Bremen, el 17 de agosto de 1977.

Bayern se colocó tres puntos arriba de Borussia Dortmund, al sumar su sexta victoria en el mismo número de cotejos. Dortmund puede volver a la punta si gana por tres goles o más este miércoles, en su visita al Hoffenheim.

En otros partidos, Hamburgo superó 1-0 al recién ascendido Ingolstadt; Hertha Berlín se impuso 2-0 a Colonia, y Darmstadt venció 2-1 a Werder Bremen.