Laura y Ricardo Fregoso se enamoraron por cartas durante su juventud. El martes, la mexicana de 39 años se nacionalizó en Los Angeles al lado de sus dos hijos adolescentes mientras su esposo militar estaba en su barraca en Kuwait. Esta vez, sin embargo, estuvieron conectados a través de una video-llamada.

Fregoso fue una de más de 8.000 personas que se nacionalizaron en el Centro de Convenciones de Los Angeles pero la única a la que se le permitió usar un teléfono celular durante la juramentación, de acuerdo con Claire Nicholson, portavoz del Servicio de Ciudadanía e Inmigración, USCIS según sus siglas en inglés.

La ceremonia ocurrió en el Día Nacional de Inscripción de Votantes, cuando unas 2.100 organizaciones promovieron cientos de eventos para inscribir votantes en todo el país, muchos de ellos afuera de los lugares de juramentación.

"Si queremos un cambio, hay que votar", dijo la inmigrante durante una entrevista telefónica con The Associated Press, después de nacionalizarse y llenar el formulario para poder votar.

El día para inscribir votantes fue establecido en el 2012, tras trascender que más de seis millones de estadounidenses no sufragaron en el 2008 debido a que no se inscribieron para votar porque no sabían cómo hacerlo o no lo hicieron a tiempo.

Según el Centro de Investigaciones Pew, había más de 25 millones de hispanos aptos para sufragar hasta noviembre del año pasado, casi ocho millones más que en 2006.

La cantidad de latinos aptos para votar, sin embargo, podría ser aún más alta. De acuerdo con la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Nombrados, el total podría ascender a 28,2 millones para 2016.

Los latinos son un segmento importante del electorado: representaron el 8% de los votantes en la elección del año pasado, el mismo porcentaje que en las elecciones de 2010 y 2006, de acuerdo con el Pew.

Aunque ambos son de Ciudad de México, los Fregoso se conocieron en la secundaria y se enamoraron por correo a lo largo de cuatro años, después de que Ricardo decidió enlistarse al ejército y ser destacado a Oklahoma y Alemania.

Cuando regresó, Ricardo le propuso matrimonio, se casaron y ahora tienen dos hijos de 12 y 14 años, quienes acompañaron a Laura a la juramentación.

"Estuve muy emocionada porque él también estaba emocionado. Estoy contenta porque él estuvo conmigo y mis hijos en la ceremonia. Mi familia siempre ha sido de cuatro y los cuatro siempre hemos estado juntos", dijo Laura sobre la transmisión vía video-llamada.

El uso de celulares está prohibido durante las juramentaciones, que son realizadas por un juez federal. Fregoso pudo conectarse luego de conseguir un permiso especial de la corte debido a que su esposo es un militar destacado en el extranjero, de acuerdo con Nicholson.

Ricardo es mayor y se nacionalizó a mediados de los años 90.

-------

E.J. Támara está en Twitter como https://www.twitter.com/EJTamara