La Fiscalía colombiana acusó el martes a dos ex paramilitares de ser los presuntos responsables del secuestro de una reconocida periodista 15 años atrás, se informó oficialmente.

Se trata de Alejandro Cárdenas, alias "JJ", y de Jesús Emiro Pereira, alias "Huevo e Pisca", quienes el 25 de mayo de 2000 habrían participado en el plagio, tortura y abuso sexual de Jineth Bedoya, quien por entonces era redactora judicial del diario El Espectador de Bogotá.

Según la oficina de prensa de la Fiscalía, Cárdenas y Pereira tendrán que responder en un juicio por los delitos de secuestro, tortura y acceso carnal violento. Ambos están presos.

Tres años atrás "JJ" dijo haber sido uno de los atacantes de la periodista, pero un año después se retractó.

El 25 de mayo de 2000 Bedoya fue secuestrada a la entrada de una cárcel de Bogotá adonde había sido citada para una entrevista periodística con un jefe paramilitar. Los agresores la llevaron a una finca de la ciudad de Villavicencio -75 kilómetros al sureste de la capital-, donde fue torturada y abusada. Esa misma noche fue abandonada en una calle de Villavicencio.

Bedoya, de 40 años, es en la actualidad una de las editoras del periódico El Tiempo.

En agosto del año pasado Santos anunció que el 25 de mayo sería el "Día Nacional por la Dignidad de las Mujeres Víctimas de la Violencia Sexual en el Marco del Conflicto Armado" para recordar la agresión a la periodista.

En los últimos años Bedoya se ha convertido en una abanderada de los derechos de las mujeres, especialmente aquellas que han sido agredidas sexual o físicamente. "No es hora de callar", es el lema de su campaña que ha dado la vuelta a Colombia.

En noviembre Bedoya estuvo en Cuba como parte de una de las delegaciones de víctimas del conflicto colombiano en el marco del proceso de paz que desde fines de 2012 adelantan en La Habana el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.