Líderes desde Michigan hasta Beijing asistieron el martes a una reunión con el presidente de China, Xi Jinping, en Estados Unidos y firmaron un acuerdo hacia la cooperación para el uso de tecnologías empresariales limpias que ayuden a combatir el cambio climático.

Las reuniones con gobernadores de cinco estados de Estados Unidos y autoridades chinas se dieron durante el primer día de visita de Xi al país, gira en la que se incluye una cena el viernes con el presidente Barack Obama en Washington, D.C.

"Podemos ser el núcleo del que nuestros líderes nacionales aprendan", dijo el gobernador de Michigan, Rick Snyder, quien ha realizado cinco viajes a China en cinco años.

Xi llegó a Seattle la mañana del martes para sostener pláticas sobre cómo expertos y empresarios de ambas naciones pueden colaborar en temas que van desde la energía nuclear hasta un uso más inteligente de la electricidad.

Xi tenía programado dar un discurso político en un banquete por la noche.

La visita se da un año después de que Xi y Obama anunciaron que sus países cooperarían en el combate al cambio climático.

"Son las economías más grandes del mundo, y somos los que más gases de efecto invernadero emitimos, así que realmente es una necesidad mejorar nuestra cooperación y colaboración", dijo Brian Young, director estatal de Washington para el desarrollo económico en el sector de tecnologías limpias. "Además, es una gran oportunidad de negocios. Ambas partes reconocen la oportunidad de crear empleos".

Entre los gobernadores que se reunieron con Xi estaban Snyder, Jay Inslee de Washington, Jerry Brown de California, Terry Branstad de Iowa y Kate Brown de Oregon. Todos firmaron el acuerdo para uso de tecnologías empresariales limpias.

Entre los líderes chinos en la reunión estuvieron el alcalde de Beijing Wang Anshun y el gobernador de Shandong, Guo Shuqing.