Los productores de quinua manifestaron su preocupación por la caída en el precio y pidieron apoyo al gobierno del presidente Evo Morales.

Los precios de enero a julio bajaron de 600 bolivianos (85 dólares) a 250 bolivianos (35 dólares) el quintal, informó a The Associated Press Magda Arcani, dirigente de los productores de quinua en Challapata, al sureste de La Paz.

Según Arcani, en el mismo periodo del año pasado el precio estaba en 1.850 bolivianos (264 dólares) el quintal.

"La baja del precio es considerable, estamos en el más bajo. Estamos pensando cómo mantenerla, porque ya no cubre el costo de producción", dijo Arcani.

Los productores pidieron ayuda al gobierno de Morales para mitigar el impacto de la caída del precio.

Néstor Colque, vicepresidente de la Asociación de Productores de Quinua de La Paz, explicó que la caída en el precio ocasiona que los pequeños productores abandonen el campo y migren a las ciudades en busca de mejores ingresos.

El año pasado Bolivia exportó unas 23.800 toneladas métricas de quinua y en 2013 alcanzó a vender unas 35.000 toneladas. El 2013 fue declarado el año de la quinua por la ONU.

Arcani explicó que la baja del precio se debe a que Perú cosechó más cantidad de quinua pero no de forma artesanal como se hace en Bolivia.

Durante unos 7.000 años la quinua permaneció en el anonimato y era subestimada por los mismos bolivianos hasta que se puso de moda en los mercados de comida orgánica y gourmet como alimento vegetal de gran poder nutritivo.