La policía asestó un fuerte golpe al grupo separatista vasco ETA con el arresto de los dos principales jefes de esta organización armada en la parte francesa de los Pirineos, informó el martes el Ministerio del Interior de España.

La captura de David Pla e Iratxe Sorzábal se efectuó en una casa en una zona rural de la comuna montañesa de Saint-Etienne-de-Baigorry, en el oeste, a pocos kilómetros (millas) de la frontera con España, en una operación conjunta de las policías francesa y española, informó el ministerio en un comunicado. Pla y Sorzábal eran buscados en ambos países por delitos de terrorismo.

Según el ministerio, Pla y Sorzábal son los principales jefes de ETA y controlaban los arsenales de armas y explosivos del grupo armado.

El dueño de la casa y otra persona que se encontraban en el lugar también fueron detenidos aunque se desconocían de inmediato los cargos en su contra.

ETA ha causado la muerte de 829 personas --incluidos muchos policías y políticos en atentados con bombas y ataques a tiros-- en su lucha de cuatro décadas por una patria independiente en un territorio que abarca partes de España y Francia.

El grupo está diezmado debido a los diversos arrestos de sus miembros y anunció un alto el fuego permanente en 2011, pero ha rechazado deponer formalmente las armas, como exigen las autoridades españolas.

En diversas ocasiones la policía ha desmantelado la dirección del grupo separatista.

El ministerio dijo que Pla y Sorzábal ya han estado tras las rejas en España o Francia, donde se les buscaba por delitos o cargos relacionados con terrorismo.

Un tribunal en Francia había condenado a Sorzábal en ausencia por su responsabilidad como jefe de ETA en el asesinato atribuido al grupo de dos policías españoles en la localidad francesa de Capbreton en 2007.

___

El periodista de The Associated Press Alan Clendenning contribuyó a este despacho