Un juez de Bogotá ordenó la captura y detención preventiva de un importante colaborador de la pasada campaña presidencial del opositor Óscar Iván Zuluaga, se informó el martes.

La medida afecta al exembajador Luis Alfonso Hoyos como presunto autor de actividades de espionaje contra delegados del gobierno y las FARC en el proceso de paz que las partes adelantan en Cuba.

De acuerdo con la oficina de prensa de la Fiscalía, ahora se buscará que contra Hoyos la Interpol expida una circular roja o que Estados Unidos lo extradite toda vez que es de público conocimiento que vive en ese país desde hace varios meses.

A principios de mayo del año pasado la Fiscalía detuvo a Andrés Fernando Sepúlveda, un experto en informática que trabajaba para la campaña de Zuluaga y cuya mano derecha era Hoyos, exembajador de Colombia ante la OEA.

Horas después del arresto de Sepúlveda, la televisora RCN lo mostró entrando a la sede del canal en compañía de Hoyos.

Según dijo en su momento el noticiero, ambos pretendían entregar información para desprestigiar la campaña reeleccionista del presidente Juan Manuel Santos.

Varios meses después de su aprehensión, Sepúlveda aseveró a la Fiscalía y a medios locales que sus labores de espionaje no sólo eran conocidas por Hoyos y Zuluaga sino también por el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010). Los tres lo han negado.

Si bien Zuluaga reconoció que Sepúlveda formaba parte de su equipo de trabajo, advirtió que nunca tuvo conocimiento de sus supuestos actos delictivos.

Desde fines de 2012 el gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia adelantan en La Habana un proceso de paz para tratar de poner fin a más de medio siglo de hostilidades.

El febrero un juez condenó a Sepúlveda a 10 años de cárcel por delitos relacionados con espionaje.

Seguidores de Zuluaga y Uribe han protestado por lo que consideran una persecución contra los integrantes de su movimiento político, el Centro Democrático.