El gobierno indio dio marcha atrás el martes en sus planes de exigir que todos los mensajes escritos en medios sociales y aplicaciones de mensajería para celulares quedaran almacenados durante 90 días como sistema de eludir la tecnología de cifrado.

La propuesta de ley estipulaba que todos los usuarios de medios sociales tendrían que guardar versiones en texto de sus mensajes durante 90 días. Servicios como WhatsApp, Facebook, Twitter, Viver y Google Chat cifran los mensajes cuando se envían entre usuarios.

Los planes del gobierno provocaron una indignación rampante ante la amenaza para la privacidad y la posibilidad de que los usuarios fueran procesados si se negaban a guardar sus comunicaciones.

El ministro de Telecomunicaciones, Ravi Shankar Prasad, dijo el martes que la norma anticifrado se modificará y no afectará a la mayoría de la gente.