El enviado de Naciones Unidas para Libia presentó a los bandos enfrentados en el país el borrador final de un acuerdo de paz e instó a todas las partes a aceptarlo.

Al término de las conversaciones en Marruecos, a última hora del lunes, Bernardino León dijo a periodistas: "Hemos terminado nuestro trabajo (...) Ahora depende de las partes, depende de los participantes en este diálogo que reacciones a este texto".

Se espera que los dos bandos regresen a la mesa de negociación después del feriado musulmán del Eid al-Adha, que se celebra esta semana, para discutir quien podría ser el primer ministro de un gobierno de unidad y decidir si firman el acuerdo.

Libia está dividida entre el gobierno respaldado por islamistas en Trípoli y un liderazgo reconocido internacionalmente establecido en el este. León la liderado varias rondas del diálogo de paz que busca poner fin al caos que reina en el país.