Los seis miembros de una familia hallados muertos en su casa de Dakota del Sur murieron por disparos, según las autoridades, y se cree que una de las muertes fue un suicidio.

La autopsia preliminar muestra que los seis miembros de la familia Westerhuis murieron por disparos de escopeta, señaló el lunes en un comunicado el fiscal general del estado, Marty Jackley.

El comunicado señala que las muertes de la madre y los cuatro hijos se han declarado homicidios. Se sospecha que la muerte del padre, Scott Westerhuis, fue un suicidio.

Las autoridades investigan su muerte.

Los bomberos acudieron a la vivienda, cerca de Platte, el jueves por la mañana después de que una persona que pasaba por la zona alertara del incendio.

La vivienda estaba casi destruida para cuando llegaron los bomberos, según los responsables de lucha contra el fuego.