Ante la falta de resultados en las investigaciones por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la agrupación de rock-pop Maná urgió la necesidad de que los mexicanos estén más unidos que nunca y utilicen las redes sociales para informarse.

"Uno se siente tan impotente de que se sigan haciendo guajes (desentendidos) con el caso de los 43 estudiantes desaparecidos ¡Es una tras otra! Creo que estamos viviendo tiempos difíciles, pero también un tiempo donde los mexicanos y los latinoamericanos podemos unir fuerzas y comenzar cambios importantes", dijo el vocalista Fher Olvera a la prensa, durante una conferencia realizada el lunes en la Ciudad de México, donde la banda mexicana compartió detalles de su gira "Cama incendiada" con la que regresará al país en octubre próximo.

A días de cumplirse un año de la desaparición de los 43 estudiantes en el estado sureño de Guerrero, un crimen que ha conmocionado dentro y fuera de México y para el que la ONU y otras instancias internacionales ha exigido una investigación transparente, Olvera habló del descontento entre los mexicanos contra sus autoridades.

"Es un hartazgo que yo nunca había visto en mi vida, que el gobierno ya visualizó, y que ahora los mexicanos podemos expresar a través de las redes sociales", apuntó Olvera. "El gobierno debe estar preocupado porque es un hartazgo general".

El baterista Alex González recordó cuando hace dos décadas, el mundo postró su mirada hacia el sureño estado de Chiapas, ante el surgimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), un movimiento que demandó justicia y la reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas en México, y que al igual que muchos artistas e intelectuales Maná apoyó en su momento.

"Cuando surgió el movimiento zapatista hubo gente que salió a defender a los pueblos indígenas, a esa parte de la población tan olvidada, tan golpeada", dijo González. "Nosotros somos músicos, y la música es un canal de comunicación e información ... Hemos aprovechado nuestros conciertos para denunciar algo, pero también para hablar de cosas propositivas, porque México necesita motivación hoy más que nunca".

"O salimos todos a la calle o comenzamos a presionar todos desde donde nos toca: músicos, intelectuales, artistas. Amamos México, y estoy convencido de que la gente en México es mucho mejor que sus problemas", añadió el baterista.

La banda que completan el guitarrista Sergio Vallín y el bajista Juan Calleros regresará a México en octubre próximo para presentar la gira con la que promociona su nuevo álbum "Cama incendiada", una serie de presentaciones que inició el pasado 10 de junio en San Diego, California, con paradas en otras ciudades de Estados Unidos y España.

Las presentaciones de Maná en México comenzarán el 14 de octubre en la norteña ciudad de Monterrey, y llegarán a la Arena Ciudad de México el 28 y 29 de octubre, para culminar el 22 de noviembre en la ciudad de Mérida, en el sureste del país.

"Nos tiene muy emocionados regresar a casa porque Maná salió de México para el mundo, así que siempre es un agasajo tocarle a nuestra gente... Esta es la primera vuelta que vamos a hacer en varias ciudades de México, la idea es regresar el próximo año a otros lugares que no hemos visitado", dijo González.

El cuarteto jalisciense estrenó el lunes la canción "Ironía", el tercer sencillo que se desprende de su álbum "Cama incendiada", cuyo video sería grabado el lunes en la capital mexicana.

En casi 30 años de carrera musical, Maná se ha convertido en uno de los grupos latinos más reconocidos e influyentes en el mundo hispano y angloparlante. Posee una amplia discografía que incluye nueve discos en estudio, tres en vivo y seis recopilatorios. Ha vendido más de 30 millones de discos y se ha hecho acreedor a cuatro premios Grammy y siete Latin Grammy.