Las fuerzas de seguridad palestinas disciplinaron a ocho de sus agentes el domingo después de que se captara en video el momento en que aporreaban a un adolescente.

Las fuerzas de seguridad evitaban que decenas de manifestantes llegaran a un punto de revisión israelí cerca de la ciudad Bethlehem en Cisjordania el viernes. El video mostró a algunos manifestantes arrojando rocas y botellas, y después a varios agentes golpeando al chico.

La Fuerzas de Seguridad Nacional indicaron que cuatro comandantes superiores fueron suspendidos de sus funciones y se enfrentarán a "medidas disciplinarias". Otros cuatro oficiales fueron sentenciados a tres meses en prisión.

El video de la golpiza circuló ampliamente en las redes sociales y provocó críticas del liderazgo palestino y exigencias para que se sancionara a los agentes. El domingo, decenas de manifestantes se reunieron afuera de la estación de seguridad en Bethlehem y arrojaron rocas, hiriendo a nueve agentes, de acuerdo con las fuerzas de seguridad.

Las fuerzas de seguridad palestinas tienen poderes limitados en Cisjordania, pero con frecuencia reciben la tarea de mantener al margen a manifestantes en áreas en donde operan.

También el domingo, Israel colocó un sistema de defensa aérea Iron Dome en el pueblo sureño de Sderot, en donde un cohete lanzado desde Gaza explotó el viernes causando daño a una casa y un autobús.

Las tensiones han aumentado entre palestinos e israelíes recientemente a causa de un sitio sagrado perteneciente tanto a judíos como a musulmanes. Los enfrentamientos entre los manifestantes palestinos y la policía han surgido en Jerusalén, y varios cohetes han sido lanzados desde Gaza.