El piloto de Ferrari Sebastian Vettel se sobrepuso a la impresión de cruzarse con un intruso que caminaba en la pista durante el Gran Premio de Singapur el domingo mientras el líder de la competencia Lewis Hamilton sufrió su primer retiro de la temporada, lo que inyecta nuevos bríos a la competencia por el título de la Fórmula 1.

Vettel encabezó de principio a fin la prueba que fue interrumpida momentáneamente por la presencia de un hombre que entró a la pista y obligó la segunda entrada del vehículo de seguridad que ayudó al equipo triunfador a anotarse su tercera victoria en la campaña. El alemán terminó 1,4 segundos por delante de Daniel Ricciardo, de Red Bull.

Kimi Raikkone, de Ferrari, quedó tercero, las mismas posiciones de salida que tuvieron los tres pilotos.

"Pude cuidar mis neumáticos y controlar el ritmo de la carrera", dijo Vettel, quien ha ganado 42 carreras de F1 y está en el tercer sitio de la lista der más triunfos.

Hamilton sufrió un problema en el motor que lo obligó a abandonar a mitad de la prueba cuando había recorrido 33 de 61 vueltas. Su ventaja (252 contra 211) en lo más alto de la competencia de pilotos sobre su compañero Nico Rosberg se redujo de 53 a 41 puntos, mientras Vettel va tercero con 203 puntos.

La primera aparición del auto de seguridad fue en la vuelta 13 a raíz de una colisión entre el Williams del brasileño Felipe Massa, quien salía de los pits, y el Force India de Nico Hulkenberg. Los oficiales de la carrera responsabilizaron a Hulkenberg, quien sufrirá una sanción de tres lugares en su posición de salida de la próxima carrera.

La segunda ocurrió en circunstancias más extrañas ya que se vio a un hombre vagando por la pista cerca de la sección del puente Anderson. Vettel gritó por el radio del auto "hay un hombre en la pista" y el auto de seguridad salió de inmediato al circuito. El hombre, que llevaba vestimenta casual, trepó la valla que protege la pista y una vez que pasó el peligró la carrera se reanudó.

Finalizada la carrera, la FIA informó en un comunicado que el hombre de 27 años fue detenido por la policía

Vettel dijo en broma que esperaba que, al menos, el hombre hubiera tomado una buena fotografía.

Aunque se preveía que la carrera podría haber sido una excepción en el claro dominio de Hamilton Vettel no ha renunciado al sueño de lograr el campeonato.

"Si tengo más fines de semana como este, sí", dijo. "Todo lo que debemos hacer es preocuparnos por nosotros mismos, ataque máximo. Aún tenemos una pequeña oportunidad, quizá podamos hacer posible lo imposible".

El alemán tuvo un arranque arrollador y logró una ventaja de tres segundos tras una primera vuelta brillante y la aumentó a 5,3 segundos luego de las cinco primeras. Ricciardo redujo la desventaja a 3,6 segundos luego de 12 giros y cuando parecía que el australiano se acercaba a quien fue su compañero de equipo en Red Bull, salió el primer auto de seguridad.

Tras un periodo de precaución Vettel tomó otra estrategia y manejó conservadoramente con el pelotón de autos detrás suyo para repentinamente acelerar y aumentar a dos segundos su delantera sobre Ricciardo.

"Ambos autos de seguridad salieron en momentos cruciales pero el ritmo (de Vettel) fue bueno", dijo Ricciardo.

Valterri Bottas, al volante de un Williams, quedó quinto mientras el ruso Daniil Kvyat llegó en sexto al mando del otro Red Bull y el mexicano Sergio Pérez fue séptimo con Force India.

El adolescente de Toro Rosso Max Verstappen quedó en octavo tras al parecer rehusarse a seguir las órdenes de su equipo de abrirle paso a su compañero Carlos Sáinz Jr., en novena posición, en las últimas vueltas. El brasileño de Sauber Felipe Nasr pasó a Romain Grosjean en la penúltima vuelta para alcanzar la última posición que da puntaje.