El jefe de JPMorgan Chase, una de las empresas financieras más poderosas de Estados Unidos, opinó que los directores ejecutivos de empresas pueden saber cómo "gestionar cosas", pero que eso no es suficiente para ser un buen presidente, algo que sería mejor dejar a un político.

Jamie Dimon no dio nombres, pero en este momento hay dos personas que tienen experiencia como directores ejecutivos y que están buscando la candidatura presidencial republicana: Donald Trump y Carly Fiorina.

En una amplia entrevista transmitida el domingo, Dimon dijo al programa "Meet the Press" de NBC que algunos atributos que tienen los directores corporativos servirían bien para ser presidente del país, pero acotó que ese trabajo es complejo y que requiere otras habilidades también. Dimon comparó la política en Washington como un "ajedrez tridimensional".

En respuesta a las preguntas del conductor Chuck Todd, Dimon agregó que no espera nada a cambio cuando da dinero a los candidatos. Dimon dirigió el banco más grande del país en cuanto a activos durante la crisis mundial.

Trump ha dicho en varias ocasiones que cuando él dio donaciones a candidatos en pasadas elecciones esperaba favores a cambio. El multimillonario ha llamado "títeres" a sus rivales republicanos por aceptar donaciones. Dimon se negó a comentar específicamente la precandidatura de Trump durante la entrevista.

Cuando Todd le preguntó a Dimon si un director general sería un buen presidente, él respondió: "Creo que algunos de sus atributos podrían ser buenos. La gestión de las cosas, saber cómo manejar las cosas, saber cómo hacer que se involucren buenas personas", añadió.

Pero agregó que "eso no es suficiente. Yo creo que hay otros atributos. Creo que es algo muy complejo: la política. Es un ajedrez tridimensional".

Afirmó que él tiene un gran respeto por lo difícil que son los trabajos de los políticos.

"Cuando voy a Washington, no me alejo diciendo: 'Qué terrible', dijo. "Yo digo 'Dios mío. Están con unos asuntos realmente complejos y no eso es tan fácil de hacer'''.

Dimon dijo que no ha decidido si apoyará a la precandidata demócrata Hillary Clinton, como lo hizo en 2008.