La bandera presidencial que ondea sobre el Castillo de Praga fue sustituida por un gran calzón rojo como crítica al presidente de República Checa, Milos Zeman, dijo un colectivo artístico.

El grupo, que se hace llamar "Ztohoven", dijo en un comunicado el domingo que es la bandera adecuada "para un hombre que no se avergüenza de nada".

Zeman se mostró crítico hacia los migrantes que llegan a Europa y regresó de un viaje reciente a China alabando a los líderes del gigante asiático.

"Ztohoven" sugirió que eligieron ropa interior de color rojo porque es el mismo color que tiene la bandera de china.

Los checos ya habían castigado la tendencia del presidente a la polémica arrojándole huevos para protestar por su postura prorrusa en el conflicto ucraniano.

La policía dijo que tres hombres fueron detenidos por el incidente del sábado, que fue condenado por el portavoz del mandatario.