Miles de visas más serán emitidas a refugiados sirios antes de finalizar el año al acelerar el proceso de solicitud, informó el sábado el gobierno del primer ministro Stephen Harper mientras intenta contrarrestar la crítica sobre su manejo de la crisis de refugiados en año electoral.

Canadá recibirá a 10.000 refugiados para septiembre de 2016, 15 meses previos a lo programado. El gobierno señaló que aceleraría el proceso de refugiados sirios al no pedirles que demuestren su estatus de refugiados a través de la agencia de refugiados de la ONU. En lugar de eso, las autoridades canadienses otorgarán el estatus después de una revisión de las solicitudes.

El país durante mucho tiempo se ha enorgullecido de abrirle las puertas a quienes buscan asilo, pero la cantidad que recibe declinó desde que Harper tomó el poder hace casi 10 años.

El manejo de los refugiados sirios de Harper se ha convertido en un tema electoral importante para los canadienses, quienes decidirán el 19 de octubre si el primer ministro es merecedor de un inusual cuarto periodo.

El gobierno de Harper ha sido objeto de críticas por sólo haber recibido a 2.500 refugiados desde enero de 2014, sobre todo después de que la foto del niño de tres años Aylan Kurdi, muerto en una playa turca, llegara a los titulares alrededor del mundo hace dos semanas.

Varios países anunciaron que recibirían a miles de refugiados desde que la imagen del niño se convirtiera en un símbolo inolvidable de la desesperación de los sirios por escapar de la guerra que ha arrasado con su país.

Los rivales de Harper le han pedido que siga el ejemplo. El ex primer ministro liberal Jean Chretien llamó el rechazo de Harper una "reacción desalmada" a la crisis siria que ha "avergonzado a Canadá ante los ojos de los canadienses y la comunidad internacional".