Los máximos líderes del conservador Partido Popular español, incluyendo el presidente de gobierno Mariano Rajoy, asistieron a la boda homosexual de su subsecretario general, dando con ello aprobación tácita a una ley a la que una vez se opusieron duramente.

Javier Maroto intercambió votos matrimoniales el viernes por la noche con Josema Rodríguez en la norteña ciudad de Vitoria, en una ceremonia a la que asistieron Rajoy, la secretaria general María Dolores Cospedal y otros dignatarios del partido, de acuerdo con un comunicado del partido.

"En España, el derecho al matrimonio es para todos y hoy todos compartimos ese mensaje", dijo Maroto más tarde.

"Los partidos evolucionan", añadió. "Ahora mi partido y el gobierno se unen en respaldar ese derecho".

Maroto y Rodríguez han estado juntos durante 19 años. Además de ser un alto dirigente del Partido Popular, Maroto es el exalcalde de Vitoria.

El parlamento español legalizó el matrimonio homosexual en 2005 bajo el gobierno socialista, lo que enfureció a los conservadores en este país una vez profundamente católico. El Partido Popular entonces cuestionó la ley, pero la Corte Constitucional ratificó su legitimidad.

Ahora, una década después, fotos de la ceremonia muestran a Rajoy con otros líderes del partido sonriendo mientras posaban junto a la pareja.