El jefe de la agencia nuclear de Naciones Unidas viajará a Teherán para celebrar reuniones de alto nivel en un intento de acelerar su investigación sobre las acusaciones de que Irán trabajó en el pasado en el desarrollo de armas nucleares.

Associated Press supo el viernes por diplomáticos que Yukiya Amano, responsable de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), planeaba un viaje de estas características. Fredrik Dahl, portavoz de la AIEA, confirmó el sábado el viaje y señaló que Amano celebrará varias reuniones el domingo para obtener "clarificaciones sobre cuestiones pendientes sobre el pasado y el presente".

Diplomáticos habían dicho el viernes a Associated Press que Amano tenía previsto viajar pronto como presión para conseguir las aplazadas entrevistas con científicos iraníes relacionados con los supuestos experimentos, así como para comentar los planes de inspección de Parchin. La agencia ha identificado esas instalaciones, situadas al sur de Teherán, como el lugar donde se habrían realizado los supuestos trabajos.

Los diplomáticos que hablaron con Associated Press, y que cuentan con acreditación para la AIEA, hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a comentar la agenda de Amano.

El viaje es significativo. Amano viaja a menos de un mes para el 15 de octubre, fecha límite para reunir información sobre las acusaciones de que Irán intentó construir armas atómicas.

Está previsto que Naciones Unidas reciba en diciembre una conclusión final sobre el tema, que se sumará al más amplio acuerdo del 14 de julio alcanzado entre Irán y seis potencias occidentales para determinar si se levantan las sanciones contra el país.

Las entrevistas y la inspección de Parchin son claves para el objetivo de la AIEA de cerrar más de una década de esfuerzos por investigar las acusaciones.

Irán niega haber trabajado o tener interés en el desarrollo de armas nucleares.