El sombrero que llevaba Chad Bettis tras el juego era desde luego apropiado: la imagen de un oso amenazante.

Tuvo que pelear como un oso toda la noche, y la única manera de sobreponerse a todos los problemas que tenía.

Bettis escapó de una situación tras otra con corredores en las bases durante cinco innings, Dustin Garneau pegó un doble de dos carreras y los Rockies de Colorado vencieron 7-4 el viernes a los Padres de San Diego.

"Algunos de esos innings fueron bastante estresantes para él", dijo el mánager de los Rockies, Walt Weiss. "Pero hizo un muy buen trabajo".

Bettis (8-5) le da las gracias por eso a su cátcher. Garneau y Bettis han estado bien acompasados desde sus días en las ligas menores. Garneau estima que ha trabajado con Bettis unas 50 veces.

Pero sólo unas pocas a este nivel, dado que Garneau fue ascendido hace poco.

"Simplemente hay un factor de confianza", comentó el cátcher, que pasó siete temporadas en las menores antes de ser ascendido desde el Albuquerque, de Triple-A, el 19 de agosto. "Es una relación de trabajo que tarde en desarrollarse. Por suerte, he tenido tiempo con él para desarrollarla".

Bettis dejó varados a seis corredores y ponchó a seis. Volvió al bullpen tras hacer 94 lanzamientos en su quinta apertura desde que una inflamación en el codo le tuvo un mes fuera del campo.

José Reyes añadió un sencillo de dos carreras hacia el final, en el regreso de los Rockies al estadio Coors para una estancia de 10 juegos, la última de la temporada.

Ian Kennedy (8-15) tuvo una noche poco habitual por lo mediocre en un estadio favorable a los bateadores, y admitió cuatro carreras --tres limpias-- en seis innings. Llegó al juego con un promedio de carreras limpias permitidas de 3.02 en Coors, la mejor cifra que ha tenido nadie que lanzara al menos 50 innings en la ciudad.

John Axford hizo que Justin Upton ofreciera un elevado de out para terminar el partido, en su 24to salvamento en 29 oportunidades.

Nolan Arenado sumó tres hits, incluido un sencillo remolcador en el séptimo, anotó dos veces y ofreció otra gran jugada, recogiendo un bunt a la carrera con la mano desnuda para lanzarlo con facilidad a Kennedy.

Aunque Arenado juega en un equipo con poco éxito, Weiss está convencido de que su ágil tercera base se merece ser considerado al premio a Jugador Más Valioso (MVP, por sus siglas en inglés) de la Liga Nacional. Arenado tiene un promedio de .286, con 39 jonrones y 112 impulsadas.

Además, afirmó el manager, Arenado "cambia el juego con su defensa, prácticamente casa noche. Eso no parece tener peso en las votaciones a MVP, no sé por qué".

Arenado también tiene otro seguidor.

"Probablemente votaría por él", dijo el mánager interino de San Diego, Pat Murphy.

A continuación, otros juegos destacados de la jornada:

-- Un grand slam del dominicano Carlos Santana coronó una tercera entrada de seis carreras frente al as de Chicago, Chris Sale, y los Indios de Cleveland apalearon 12-1 a los Medias Blancas.

-- Lucas Duda, Daniel Murphy y el dominicano Juan Uribe batearon cada uno un cuadrangular, y el relevista dominicano Jeurys Familia apagó en el noveno episodio la mejor oportunidad de los Yanquis, para ayudar a los Mets a vencer por 5-1 a los Yanquis en el Citi Field.

-- El dominicano Ketel Marte logró un doble de dos carreras en una jugada que llevó a la expulsión del mánager de Texas Jeff Banister y los Marineros de Seattle se impusieron 3-1 a los Rangers, que lideran la Conferencia Oeste de la Liga Americana.

-- Zack Greinke logró un record personal con su 18va victoria, la revelación Corey Seager pegó un jonrón de dos carreras y Adrián González conectó otros dos vuelacercas para liderar a los Dodgers de Los Ángeles a una victoria 6-2 el viernes sobre los Piratas de Pittsburgh.

-- El dominicano Rubby De La Rosa trabajó hasta el sexto inning para salir victorioso de su duelo contra Madison Bumgarner y los Diamondbacks de Arizona ganaron 2-0 a los Gigantes de San Francisco.