Un sospechoso fue arrestado el viernes con relación a una serie de disparos a lo largo de vías rápidas del área de Phoenix que han generado nerviosismo entre los conductores desde hace semanas, informaron las autoridades.

Un portavoz del gobernador Doug Ducey dijo que un hombre fue detenido alrededor de las 7 de la noche en un Wal-Mart en Glendale, un suburbio al oeste de Phoenix. No se dieron a conocer más detalles.

Desde el 29 de agosto ha habido 11 disparos confirmados a vehículos en el área de Phoenix con balas u otro tipo de proyectiles. La mayoría ocurrieron a lo largo de la carretera Interestatal 10, una importante vía que pasa por la ciudad.

No ha habido heridos graves, aunque un cristal le cortó la oreja a una niña de 13 años después de que una bala hizo añicos la ventanilla de un vehículo en el que ella viajaba.

Debido a los disparos, varios distritos escolares han mantenido a sus autobuses fuera de las vías rápidas y algunos automovilistas han modificado sus recorridos diarios para evitar pasar por la Interestatal 10.