Una secretaria de un condado de Kentucky quizá contravino nuevamente la orden de un juez federal al alterar los formularios de las licencias de matrimonio para eliminar su nombre, según un abogado que representa a uno de los subordinados de la funcionaria.

Kim Davis, secretaria del condado Rowan, pasó cinco días en prisión porque se rehusó a obedecer el fallo de un juez federal de que expidiera los permisos de matrimonio a parejas del mismo sexo.

Davis, cristiana apostólica, cree que es un pecado el matrimonio entre personas homosexuales y había invocado la "autoridad de Dios" para no otorgar los documentos.

Durante los días que Davis estuvo tras las rejas, el subsecretario Brian Mason extendió los permisos.

El juez federal David Bunning dispuso la excarcelación de Davis pero le ordenó que no interfiera con Mason ni con ningún otro empleado en el otorgamiento de las licencias de matrimonio o sería regresada a prisión.

Bunning asignó abogados a cada uno de los empleados de Davis y les pidió que cada dos semanas presenten ante la corte informes sobre la situación.

El viernes, el abogado de Mason dijo al juez que cuando Davis regresó el lunes a trabajar "confiscó todos los formularios originales" y los reemplazo con otros en los que estaba borrado su nombre, el nombre del condado y todas las referencias sobre los secretarios.

El nuevo formulario tiene el nombre de Mason y un lugar para que escriba sus iniciales, pero no su firma.

"También parece a este abogado que esos cambios fueron efectuados en un intento para eludir las órdenes de la corte y podrían equivaler a injerencia en contra de esas órdenes", escribió el abogado Richard Huges.

"El señor Mason está preocupado porque se encuentra en una posición difícil en la que continúa expidiendo las licencias por orden de la corte... lo que tenía una validez remotamente dudosa; sin embargo, los cambios actuales podrían de hecho suscitar dudas sustanciales sobre la validez", agregó.