Una jueza en Brasil ha ordenado a un diputado conservador brasileño que indemnice a una colega con un equivalente a 2.560 dólares por haber dicho que no valía la pena violarla.

La juez Tatiana Dias da Silva ordenó a Jair Bolsonaro que pague a María do Rosario 10.000 reales (2.560 dólares) porque declaró en diciembre a un periódico en entrevista que no "valía la pena violarla, es muy fea".

Un día antes de la entrevista, Bolsonaro había dicho en el pleno del Congreso que en 2003, Rosario lo había llamado "violador" y agregó que él no la violaría porque no "se lo merecía".

Los legisladores en Brasil tienen inmunidad parlamentaria que les protege sus posturas en discursos, opiniones y votaciones en el congreso.

Sin embargo, la juez Silva dijo que la inmunidad no amparaba a Bolsonaro porque hizo declaraciones similares en la entrevista.