El nuevo contrato entre Fiat Chrysler y el sindicato United Auto Workers establece mejoras en la paga por hora, el reparto de beneficios y las primas de productividad, pero la producción de automóviles pasará a México donde los costos son menores costos y será reemplazada con la de vehículos de carga y camionetas deportivas, dijo una persona enterada del acuerdo.

Los dirigentes sindicales explicarán los detalles del acuerdo que tendrá vigencia de cuatro años a los representantes de los trabajadores durante una reunión prevista para el viernes en la tarde en Detroit.

El acuerdo será presentado después para otro voto de ratificación a los 39.000 trabajadores sindicalizados de Fiat Chrysler Automobiles. El proceso posiblemente concluirá la semana entrante.

El acuerdo, alcanzado el martes, ha recibido críticas de algunos trabajadores en sitios de internet pero el presidente del sindicato, Dennis Williams, dijo que logró metas del gremio en términos de mejorar los pagos de trabajadores de reciente ingreso, recompensa a trabajadores por sacrificios hechos cuando la compañía enfrentó problemas económicos y atiende a los crecientes costos de salud.

La paga aumentará de 28,50 a 30 dólares la hora para los trabajadores de mucho tiempo, dijo la persona enterada. El sueldo de los trabajadores generales calificados pasará de 19 a 25 dólares la hora.

Los trabajadores de nuevo ingreso, contratados a partir de 2007, ganarán cerca de la mitad de quienes tienen más tiempo para ganar alrededor de 17 dólares por hora.

Para lograr el aumento en las pagas y reducir los costos de mano de obra de Fiat-Chrysler, la producción de autos que dejan menor margen de rentabilidad se mudará a México, donde la paga por hora es de unos seis dólares por hora. En las plantas en que dejen de producirse autos se fabricarán camionetas deportivas y camiones, entre ellos nuevos productos, para preservar los empleos.

Partes del acuerdo servirán de modelo para los contratos que serán negociados con Ford y General Motors.