Las autoridades de esta ciudad de Kentucky informaron el viernes que recibieron un informe de un tiroteo en una escuela secundaria local, pero la policía no encontró a ningún pistolero y dijo que se trató de "una llamada fraudulenta".

Los funcionarios escolares ordenaron un bloqueo en la escuela Western, en el suroeste de Louisville, después de recibir un informe de un hombre armado el viernes por la mañana, y un agente destacado en la escuela comenzó a buscar.

El teniente coronel Carl Yates, de la policía del condado de Jefferson, dijo que los agentes rastrearon la escuela dos veces sin hallar nada. Agregó que los policías dieron la orden de cancelar el estado de alerta y se retiraron de las instalaciones. Dijo que no tenía información sobre la persona que hizo la llamada de falsa alarma.

Precisó que si se encuentra al responsable, probablemente enfrentará cargos penales.

Los funcionarios escolares también ordenaron el bloqueo de una escuela primaria cercana después del informe.