Los seis turistas mexicanos heridos en un ataque de fuerzas militares en Egipto fueron transportados en camillas y sillas de ruedas a los hospitales a su regreso a su país el viernes.

Las cinco mujeres y un hombre fueron retirados del avión presidencial a la pista en plataformas móviles sin que les permitiera hablar con periodistas.

La secretaria de Salud mexicana dijo que las víctimas presentaban quemaduras, problemas respiratorios o fracturas a raíz del ataque del domingo.

Los sobrevivientes han dicho que el ataque fue llevado a cabo desde helicópteros y un avión que lanzaron "bombas" sobre los vehículos de los turistas.

La secretaria de Salud, Mercedes Juan, dijo que ninguno de los heridos fueron alcanzados por balas sino que fueron golpeados por esquirlas.

La Secretaría de Relaciones Exteriores en México en su página de internet recomendó a los mexicanos "reconsiderar o posponer sus planes de viajar a Egipto".

La canciller Claudia Ruiz Massieu dijo que México reclamó en nota a diplomática que Egipto respete el derecho de las víctimas a una indemnización.

Además de los seis heridos, ocho mexicanos murieron cuando una fuerza egipcia que buscaba terroristas atacó su caravana por error en el desierto occidental.