El gran final de temporada de "Larrymanía" llegará el domingo con un capítulo especial en el que el cantante del regional mexicano Larry Hernández viaja con su familia a Hawaii.

"Siempre tratamos de viajar, de hacer algo interactivo, no nada más de estar en mi casa o rumbo al trabajo", dijo en una entrevista telefónica reciente con The Associated Press desde Los Angeles.

El canal de cable NBC Universo transmitirá el domingo "El Gran Día de Larry", empezando con el episodio final de la cuarta temporada del reality seguido de "Lo Mejor" de "Larrymanía" con momentos nunca antes vistos de la serie.

La familia de Larry estuvo cerca de una semana en las islas. Eligieron el destino porque sus hijos tenían ganas de conocerlas y hacer surf. No sólo fueron a trabajar, también a disfrutar como familia.

"Nos divertimos muchísimo, hicimos muchas actividades las cuales van a estar en este capítulo", apuntó el cantante del regional mexicano que calificó de "espectacular" la belleza de Hawaii. "Tener esa atracción y grabarla para el reality es como un video de casa que queda para el recuerdo".

El cantante se dijo agradecido por el éxito que ha logrado su programa entre el público que lo sigue fielmente desde 2012.

"Nunca me imaginaba poder tener cuatro años" de programa, apuntó.

Por ahora seguirá en televisión ya que el 27 de septiembre iniciarán las transmisiones en México de la cuarta temporada por Telemundo Internacional. En esa temporada Larry viajó también por primera vez a Londres y a París.

"Esta cuarta temporada es una temporada más madura, viajamos a Sinaloa, hay mucho viaje, estuvimos recorriendo otros países".

Hernández no descartó una quinta temporada del programa, del cual también es productor, ni que se concrete esa boda que todos quisieran ver con su prometida Kenia Ontiveros.

"No descarto en un futuro, no sé si lo haga o no, no sé si pase el otro año o pase en el 2020", dijo. "No le tengo miedo a casarme pero no está entre mis prioridades".

En el programa Hernández ha visto crecer a sus hijos e incluso nacer a su hija menor, Dalary. El final de la cuarta temporada también tiene momentos personales pues Larry sostendrá una plática importante con su hijo mayor, Larry JR, tras un roce.

"Creo que cuando es un reality que no está escrito suceden todo este tipo de cosas, lo más bonito es que se graba la reconciliación", apuntó. "Se graban todas estas etapas de mi vida que puede vivir cualquier ser humano".