Miguel Bosé se caracteriza por la meticulosidad de sus conciertos, pero cuando su nueva gira llegue a Estados Unidos el público se sorprenderá al ver el escenario: no habrá absolutamente nada.

"Tu primera sensación será, '¡Oh, Dios, no acabaron de montar el espectáculo!''', dijo Bosé a The Associated Press por teléfono desde España donde está por terminar su "Amo Tour". El 29 de octubre llegará a McAllen, Texas y terminará el 8 de noviembre en San Diego, California. "No habrá nada (sobre el escenario). Ni un cable, ni un instrumento, ni una presencia, color. nada".

La escenografía de la gira tiene cuatro torres con pantallas que dan paso a un concierto donde, de a poco, todo se va construyendo y las cosas y los músicos van apareciendo. Las estructuras empiezan a moverse con imágenes específicas para cada canción y aparecen mundos diferentes que van desde una plaza a un coliseo.

"No es mi gira más cara, pero sí, quizás, la más sofisticada", dijo Bosé.

Antes de llegar a Estados Unidos la gira regresará a México, donde ya tocó en la primera mitad del año, con fechas que van del 8 al 21 de octubre.

En los conciertos Bosé planea presentar piezas de "Amo", su disco de estudio tras los exitosos "Papito" (2007, número dos en los charts de álbumes latinos en Billboard) y "Papitwo" (2012, número uno en México y España), así como "Cardio" (2010, oro y platino en México y España).

"Amo" es una colección de canciones de pop electrónico donde se trata del amor desde diversas perspectivas y donde la crítica social, como en "Sí se puede", da lugar a términos como "desilustusiasmado", la clase de palabras a las que Bosé le gusta inventar. En la pieza Bosé dice: "Y te preguntas en qué momento todo esto se te fue de las manos/Y acabas rendido desilustusiasmado".

"Si buscas en todos mis discos, siempre hay palabras que no existen pero que describen algo real, aunque no sea una definición exacta", dijo Bosé. "A través de licencias poéticas puedes transformar las cosas como te dé la gana".

Si bien las quejas de la canción podrían aplicarse a más de un gobierno, Bosé aprovecha la plática con AP para continuar denunciando el estado actual de España.

"La escribí pensando en la gestión del gobierno actual español, que ha hecho y sigue haciendo verdaderas barbaridades", dijo el cantautor. "A nivel de principios y ética, hemos regresado a muchas décadas atrás e incluso a algún siglo atrás. Bajo el lema de 'ser patriota' el país se ha ensañado cruelmente con sus compatriotas. A mí me gustaría alguna vez no tener que escribir este tipo de canciones, pero en todos los álbumes la musa que tengo más a mano es el telenoticiero. Siempre hay que protestar por algo".

Bosé también ha abordado temas como la inmigración como en "Nada particular" de "Bajo el signo de Caín" de 1993. La pieza habla sobre un hecho real ocurrido en Yugoslavia donde murieron jóvenes desplazados por la guerra.

"Nada más al atravesar la frontera, el autobús (donde iban) estalló y mató a todos esos jóvenes", recordó Bosé. "¿Por qué? Porque Europa no había sido capaz de alargar los visados y acogerlos. En ese momento Europa rompió un derecho que tenemos todos los hombres y que es innegociable: el derecho al asilo político. Los refugiados de hoy no están viajando para hacer una nueva vida y ganar mucho dinero: se están yendo de un lugar para que no los maten. Y eso hay que atenderlo ya que no hacerlo es ilegal".

Hace un año, Bosé dejó España y se instaló con su familia en Panamá, donde nació. Cuando está en su nueva casa, el artista pasa las mañanas llevando al colegio a sus hijos (dos pares de mellizos nacidos en 2011, separados por siete meses) y el resto del día planeando y ensayando sus nuevas giras. Su nueva vida de inmigrante en su propio país natal no lo incomoda en absoluto.

"Panamá es un lugar único", dijo Bosé. "En el colegio de mis hijos hay gente de 41 nacionalidades, imagínate. Estoy encantado. Soy una persona que ha decidido trasladarme a esa ciudad por muchas razones personales y profesionales. He cambiado de base pero me sigo moviendo mucho. Simplemente, ahora estoy más cerca de mi familia y mi trabajo, y esto me ha permitido tener mucho tiempo para componer en casa. Estoy encantado con mi vida y con el disco".