Los mercados de acciones tropezaron el viernes, en especial en Europa, debido a la incertidumbre que causó entre los inversores la decisión de la Reserva Federal (banco central) de Estados Unidos de no aumentar las tasas de interés que se mantienen en mínimos históricos.

Aunque no se preveía que la Fed aumentara la tasa por primera vez en nueve años los inversores al parecer están preocupados por la falta de claridad del banco central y por el rumbo de la economía global.

En su declaración que acompañó la decisión la Fed reveló su preocupación de que "los recientes acontecimientos económicos y financieros globales podrían afectar la actividad económica y presionarían la inflación a la baja en el corto plazo".

Aunque la presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo que es posible un alza en este año, todo depende de los próximos datos de actividad económica y eso genera más incertidumbre para los inversores.

"Para los mercados, eso significa más meses de incertidumbre, lo que no gusta a los inversores", dijo Craig Erlam, principal analista de mercado en OANDA.

EN Europa, el índice alemán DAX bajó 2,9% para quedar en 9.935 mientras el CAC-40 de Francia cayó 2,6% a las 4.533. El principal promedio británico, el FTSE 100, cayó 1,4% a 6.098.

Se prevé que Wall Street presente pérdidas importantes ya que en el intercambio electrónico previo a la apertura los futuros del Dow Jones y del S&P 500 bajaban 1,1%.