Las autoridades españolas incautaron 1,5 toneladas métricas de cocaína y arrestaron a 10 sospechosos de una trama que importaba la droga desde Suramérica, según indicó el viernes la Guardia Civil en un comunicado.

La droga viajaba en grandes barcos que descargaban en el mar su mercancía en embarcaciones recreativas más pequeñas, que a su vez llevaban el producto hasta la costa en el norte de España.

La Guardia Civil detuvo a cuatro españoles, tres argentinos, un británico, un holandés y un paraguayo en redadas en cuatro regiones españolas.

La cocaína se encontró en una vivienda de Vizcaya, en el norte del país. También se incautaron 12 vehículos y material de navegación para embarcaciones.

La investigación comenzó en junio, después de que agentes de la Guardia Civil dieran el alto a dos vehículos en Zaragoza que transportaban casi 100 kilos (220 libras) de cocaína, y detuvieran a los dos conductores.