La cifra de muertos por los incendios forestales más destructivos que ha sufrido California en los últimos años subió el viernes a cinco personas.

Los dos grandes incendios, que en total han destruido más de 800 viviendas, vieron reducirse su extensión de forma significativa ante un clima más frío y húmedo, mientras los bomberos trabajaban por extender los cortafuegos antes de un fin de semana en el que se esperan altas temperaturas.

El jueves se encontraron dos nuevos cuerpos en los restos calcinados de sendas casas, indicaron el jueves las autoridades. Se creía que se trataba de Bruce Beven Burns y del ex reportero de San Jose Mercury News Leonard Neft, aunque las identificaciones oficiales aún estaban pendientes, señaló el departamento de policía del condado de Lake.

Shirley Burns señaló que su cuñado, de 65 años, podría haber estado durmiendo en su remolque y no darse cuenta de que el fuego avanzaba en su dirección el sábado.

"Vino muy deprisa, era un monstruo", dijo desde su casa en Lodi.

La mujer recordaba a Burns como un hombre tranquilo que vendía objetos en el mercado de Clear Lake y vivía en un remolque en la planta de reciclaje de metal de la familia.

Otra mujer, Barbara McWilliams, de 72 años, apareció muerta en la misma zona cerca de Middleton, unos 160 kilómetros (100 millas) al norte de San Francisco.

Se encontraron otros dos cuerpos dentro de viviendas destruidas por otro fuego forestal a unos 270 kilómetros (170 millas), en la falda de Sierra Nevada, indicó el forense del condado de Calaveras, Kevin Raggio.

Mientras tanto, los bomberos ganaron terreno a las fieras llamas con la llega de lluvia y un clima más fresco a la zona.

El incendio del condado de Lake ha calcinado 298 kilómetros cuadrados (115 millas cuadradas) y estaba contenido en un 35%. Se cree que unas 585 casas y cientos de estructuras han ardido.

El fuego de los condados de Amador y Calaveras ha quemado 284 kilómetros cuadrados y 110 millas cuadradas. Estaba contenido en un 49% tras destruir 252 viviendas.

La fiscal del estado, Kamala Harris, advirtió de noticias sobre hoteles que subían los precios en zonas de incendios y dijo que su oficina está preparada para investigar a cualquiera que quiera lucrarse de forma inapropiada por el desastre.

La ley del estado suele prohibir aumentos de precios por encima del 10% tras la declaración de una emergencia.

___

Bender informó desde San Francisco.