La policía holandesa detuvo el viernes a un hombre que se había encerrado en el baño de un tren Thalys de alta velocidad con destino París.

La detención se produjo sin incidentes en la estación Central de Rotterdam, indicó la policía en su cuenta de Twitter. No había más información disponible sobre el hombre en un primer momento.

El tren había sido evacuado como precaución.

El incidente se produce menos un mes después de que varios pasajeros redujeran a un hombre que viajaba en un tren Thalys cuando viajaba por el norte de Francia en una ruta de Ámsterdam a París.

"Las fuerzas de seguridad tienen la situación bajo control. No hay riesgo para nuestros pasajeros", había indicado en un tuit el servicio Thalys antes de la detención.

Imágenes emitidas en la televisora estatal NOS mostraron a policías fuertemente armados, con escudos protectores y equipo para escanear los vagones desde la plataforma.

Los operadores europeos de tren se reunieron la semana pasada con autoridades de Interior y Justicia para estudiar si se refuerza la seguridad en los trenes dentro de la Unión Europea.

El consenso en esas conversaciones fue que no se tomarían medidas desproporcionadas y costosas que afectaran al tráfico ferroviario de alta velocidad en la UE.

Eso implica que es improbable que se instalen detectores de metales en las estaciones europeas, y que no se almacenará de forma sistemática la información sobre todos los pasajeros.