Los talibanes paquistaníes lanzaron el viernes de madrugada un audaz ataque sobre una base militar a las afueras de Peshawar, en el noroeste del país, y provocaron un tiroteo en el que al menos 20 personas resultaron heridas, incluidos 10 soldados. Ocho de los atacantes murieron en el incidente, según las autoridades.

El ataque contra la base de Badaber coincide con una gran operación del ejército contra milicianos locales y extranjeros en la región tribal de Waziristán del Norte, que hace frontera con Afganistán. El ejército redobló sus operaciones contra talibanes y otros milicianos después de que los talibanes paquistaníes mataran en diciembre a 150 personas, la mayoría niños, en una escuela de Peshwawar.

En el suceso del viernes, los atacantes asaltaron la sala de guardia de la base. El complejo, establecido en la década de 1960 como instalación de la Fuerza Aérea, llevas años sin estar operativa y se utiliza sobre todo como residencia para empleados y oficiales de la Fuerza Aérea de Peshawar, según autoridades de la aviación paquistaní.

En el ataque participaron hasta 10 agresores que fueron repelidos con rapidez, dijo el mayor general Asim Salim Bajwa, portavoz militar.

El poderoso responsable del Ejército, el general Rahil Sharif, acudió a Peshawar para reunirse con las fuerzas de seguridad que participaban en la operación de limpieza, indicó el portavoz en comentarios en medios sociales. Sharif tenía previsto visitar un hospital militar donde se atendía a los soldados heridos en el ataque.

Ocho milicianos murieron y 10 soldados, incluidos dos oficiales, resultaron heridos, dijo Bajwa. Un agente de rescates dijo que se había trasladado a 20 personas heridas a hospitales.

El agente, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar con los medios, señaló que por el momento no había noticias de mujeres o niños entre los heridos.

Un portavoz de los talibanes paquistaníes, Mohamad Jurasani, reclamó la autoría del ataque en nombre del grupo. Los combatientes ofrecieron "paso seguro" a mujeres y niños antes de atacar la base, afirmó en un comunicado a los medios.

Imágenes de televisión mostraban helicópteros militares sobrevolando la base, rodeada por policías y tropas. Después de que los milicianos intentaran tomar la base se oyó una gran explosión, señaló el agente de policía local Shahid Jan Bangash. "Hemos oído que los atacantes estaban armados con armas de fuego y cohetes", dijo.

Bangash señaló que los asaltantes lanzaron granadas a la zona de guardia pero no lograron acceder al recinto principal.

Los disparos habían terminado, señaló más tarde, y se había iniciado una operación para buscar a milicianos que pudieran haberse escondido. Bangash no indicó cuántos asaltantes participaron en el incidente.

El ataque se produjo un día después de que un agente de antiterrorismo, Junaid Jan, anunciara en Karachi la detención de un miliciano que poco antes hizo un intento fallido de atacar un centro de la Fuerza Aérea en Kamra, en el noroeste. La persona detenida era Umar Hayat, señaló, y las autoridades lo estaban interrogando.

___

Ahmed informó desde Islamabad.

___

NOTA DEL EDITOR: Se ha corregido esta nota para indicar que Waziristán del Norte se encuentra en Pakistán, cerca de la frontera con Afganistán, no en Afganistán.