El cornerback Bradley Roby se apoderó del segundo balón que soltó Jamaal Charles y lo devolvió 21 yardas para un touchdown a 27 segundos del final, con lo que los Broncos de Denver completaron una asombrosa remontada y vencieron el jueves 31-24 a los Chiefs de Kansas City.

Peyton Manning lanzó para 256 yardas y tres anotaciones. Su último pase de anotación fue dirigido a Emmanuel Sanders, con 36 segundos restantes.

Parecía inevitable que los Broncos (2-0) debieran disputar la prórroga. Pero en la siguiente jugada de los Chiefs (1-1), Charles fue despojado del ovoide por Brandon Marshall. El balón llegó directo a las manos de Roby.

"No estoy seguro de que yo hubiera conseguido una victoria así", dijo Manning. "Esto fue algo nuevo".

El dramático final llegó después de que Knile Davis dio la ventaja a Kansas City, con 2:27 minutos por jugarse, mediante un acarreo de ocho yardas. Ello generó esperanzas entre el público que abarrotó el estadio, de que los Chiefs romperían finalmente algunos maleficios.

En vez de ello, Denver estiró a siete su racha de victorias consecutivas sobre su rival de la División Oeste de la Conferencia Americana. Manning mejoró a una foja de 14-1 de por vida ante los Chiefs.

Los Broncos habían vencido a Kansas City de muchas maneras, pero el triunfo del jueves fue especial.

"He estado involucrado en un par de partidos locos, pero ninguno como éste", destacó Manning.

Charles totalizó 125 yardas por tierra y consiguió una anotación. Pero se le recordará más por sus balones sueltos, uno en la zona prometida al comienzo del partido y el otro en su propio territorio, casi al final.

"Tengo que ser cuidadoso con el balón", reconoció Charles. "Esto fue mi culpa".

Alex Smith lanzó para 191 yardas por Kansas City, pero vio interceptados dos de sus envíos.