El presidente boliviano Evo Morales realizó una visita fugaz a Buenos Aires el jueves para respaldar al candidato oficialista a la presidencia de Argentina, Daniel Scioli, junto a quien espera seguir combatiendo al "modelo neoliberal".

"Para mí es un amigo argentino, un hermano latinoamericano, pero sobre todo un revolucionario de la Patria Grande. Saludo del pueblo boliviano, hermano Daniel", dijo Morales durante un acto que compartió con el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires en la ciudad de La Plata.

Scioli es el candidato del gobernante Frente para la Victoria para las elecciones generales del 25 de octubre, en las que se elegirá al sucesor de Cristina Fernández.

"Compartimos muchas políticas sociales. Estoy muy agradecido por todo lo que hemos avanzando hasta ahora y confío en seguir avanzando", apuntó el mandatario boliviano, quien también visitó por la noche a Fernández en su residencia del suburbio de Olivos.

Morales recordó que hasta hace poco más de una década "era sólo Fidel (Castro)... Ahora somos muchos más presidentes para seguir derrotando la dominación imperial y su modelo neoliberal".

Scioli, quien lidera las encuestas, consideró a Morales "una fuente de referencia".

"Nos unen esos valores de las grandes transformaciones latinoamericanas", agregó el candidato, que la semana pasada recibió el apoyo del ex presidente brasileño Luis Inácio Lula Da Silva.

Ambos políticos continuaron con el ambiente de cordialidad durante el partido de fútbol que disputaron sus respectivos equipos en la residencia del gobernador en un suburbio al norte de la capital, aunque jugaron en bandos contrarios.

Morales vistió la camiseta número diez del "Equipo presidencial", mientras que Scioli lo hizo para "La Ñata", que compite en la liga profesional de fútbol sala.