En su primera visita a Florida desde que asumió el trono, el rey Felipe VI de España enfatizó el jueves la herencia compartida entre España y Estados Unidos, y animó a los estudiantes de Miami Dade College de familias inmigrantes a no sentir su lealtad dividida entre dos países.

El rey Felipe dio el mensaje durante la ceremonia por el inicio del año académico en la histórica Freedom Tower, la primera parada en Estados Unidos para miles de inmigrantes cubanos recién llegados en la década de 1960.

El mensaje resultó conmovedor para las cientos de personas presentes, entre ellas una gran cantidad de estudiantes cubano-estadounidenses.

De acuerdo con el rey Felipe, los hispanos en Estados Unidos tienen muchas razones para sentirse orgullosos, y una de esas razones es tener la herencia privilegiada de dos culturas globales.

El rey Felipe generó risas cuando habló de alguien que es "no lingüe" y trata su lengua materna como un idioma extranjero.

"Todos nosotros, juntos, podríamos hacer posible que estos 'no lingües' no se sientan privados de una herencia cultural, dado que su situación entre dos idiomas les da acceso a dos mundos infinitamente ricos. Los de Miguel de Cervantes y de William Shakespeare", resaltó.

Felipe, de 47 años, fue proclamado rey hace un poco más de un año, supliendo a su padre, el ex rey Juan Carlos. Prometió recuperar la confianza en la monarquía e incluso despojó a su hermana, la princesa Cristina, de su título de duquesa de Palma de Mallorca hace unos meses en el incidente más reciente en distanciar a la familia real mientras ella espera un juicio por fraude fiscal junto con su esposo.

El caso fue uno de muchos escándalos que deterioraron la otrora inmensa popularidad del entonces rey Juan Carlos. El exmonarca también detonó el enojo público al realizar un viaje secreto de cacería de elefantes a Botsuana en 2012 en medio de la crisis económica española.

Durante el año, el rey Felipe VI también se ha dedicado a limpiar la imagen de la institución al someter las cuentas palaciegas a auditorías externas y al publicar los resultados.

El rey estuvo acompañado por su esposa, la reina Letizia. Felipe se reunió con el presidente Barack Obama esta semana en la Casa Blanca, donde discutieron la importancia de trabajar juntos para garantizar que los refugiados, especialmente provenientes de Siria, sean tratados con "humanidad compartida", dijo el rey.

La pareja real se dirigirá a la ciudad más antigua de Estados Unidos el viernes --St. Augustine, Florida-- donde tiene planeado visitar el castillo de siglos de antigüedad y otros sitios históricos de la antigua colonia española.