Olas pequeñas llegaron a la costa japonesa un día después de que un terremoto con magnitud 8,3 sacudió Chile.

La Agencia Meteorológica de Japón dijo que el viernes fue vista una oleada de 80 centímetros (31 pulgadas) en el puerto de Kuji, el área golpeada por el desastre de marzo de 2011.

La agencia emitió una advertencia de tsunami el viernes para la costa japonesa de la parte del Pacífico, desde Hokkaido en el norte a Okinawa en el sur.

Yohei Hasegawa, funcionario de la agencia, dijo que la marejada alcanzó primero el norte de Japón y se estaba moviendo hacia el suroeste. Señaló que la agencia espera que continúe creciendo el tamaño de la oleada durante algún tiempo y que podría llegar a un metro (40 pulgadas), por lo que instó a residentes a mantenerse alejados de la costa.

Se ha detectado oleaje más pequeño a lo largo de todo el país, de hasta 50 centímetros (20 pulgadas) en el poblado de Erimo, en Hokkaido, y otra de hasta 20 centímetros (ocho pulgadas) en la prefectura de Fukushima, donde está la planta nuclear destruida por el desastre de 2011.

No se han reportado personas lesionadas o daños debido al oleaje, pero algunos poblados costeros han emitido avisos de evacuación como medida precautoria.

Las costas del norte de Japón, en especial las de Iwate, han sido afectadas en el pasado por tsunami inducidos por terremotos ocurrido cerca de Chile. En 1960, un tsunami de más de cinco metros (16 pies) golpeó el área y ocasionó la muerte de 139 personas.